Este poema le valió a su autor el prestigio internacional. Considerada la mejor poesía en lengua castellana, un verdadero orgullo para las Letras Argentinas.

UNA VIGA EN EL OJO PARA EL OJO ES UNA PAJA

Por Guillermo Chespir Hito

Esa mano que me toca es la mía
como tuya es la mano que te toca
y pienso y mi pensar llega a mi boca
y me hace expresar sin ambages
que cuando la cosa viene dura
ella nos frota y hasta nos acaricia
esos órganos y esas partes locas
que la moralidad tonta censura
con ideas de pecados rebuscados
ahí donde nuestro cuerpo grita:
“No les des bola a esos moralistas.
a esos curas, hipócritas de negro,
esas monjas que ansían el cielo,
que cuando la cosa viene dura,
tanto de noche como de día,
ellos como vos le dan al trabajo manual,
y entre misa y misa, entre rezos,
y entre rosarios y aves marías
todos ellos se la sacuden dura
en la cama, sentados en una silla,
en el baño bajo la ducha
y hasta parados mirando una pantalla
o viendo infernales revistas
igualito que todos nosotros.
Pero ahí está la falaz picardía.
Para no sentirse culpables,
por algo que ser normal debería
nos culpabilizan a nosotros,
nos neurotizan, para acceder a un cielo
que más que paraíso es un infierno
porque yo que soy tu sagrado cuerpo
tengo más poder que Pancho Primero,
más que los libros aparentemente sagrados,
pues tengamos o no parejas,
igual, le ordeno de primera mano
(y pido perdón por la redundancia),
a esa mano que te haga acabar como bestia,
sea diestra y quizás hasta siniestra
cuando tu libido amanece dura o palpitante
pues el deseo siempre es concomitante
a una gran excitación, bruta, bruta,
que permite que con manos,
mejor dicho, dedos firmes
ablandemos esas partes,
esas zonas que casi todos los días
generalmente a la mañana
se te ponen duras “.
Esa mano que te toca es la tuya,
esa mano que me toca es la mía
y donde nuestras manos nos acarician,
o nos tocan, no hay locura y si hermosura
porque el cuerpo así lo dicta
y lo grito a los cuatro vientros y el eco
que retumba en las montañas repite sabio:
“Qué locura…Ura…Ura…Ura………………………Ura”.