Por Benjoben

Nada más fácil que tomar un colegio. Sólo se precisa ser estudiante secundario y tener ideales políticos.

Los ingredientes son:

Estudiantes de ambos sexos a gusto, uno que otro sindicalista de la educación, varios padres revolucionarios, uno o más felpones para escribir afiches revo, algunos juniors del PO que cuiden y asesoren a los chicos, muchas ganas de divertirse, algo de música o mucha según se quiera, muchos preservativos, muchas pastillas anticonceptivas, bolsas de dormir o colchones y algo de hielo. Todo se debe batir con la mano zurda durante unos segundos y luego servir frío. Y ¡¡¡A disfrutar!!! Salud.

Alejandra Moya: ¡Qué pena ver a una juventud tan vacía tomando a broma cosas tan trascendentales como la lucha de los jóvenes contra la aplicación de esta Reforma Educativa que paradójicamente los hará más faltos de educación. En ella se promueve una generación de jóvenes sin aspiraciones ni herramientas para defenderse ante el avance del neoliberalismo. Y aquí, en esta nota de El Gueto se festeja a los CEO´s de las multinacionales que quieren destruir la educación pública de calidad. Y aclaro: no estoy en contra de la diversión, que también es necesaria para la existencia. Todos los días son malos para festejar cualquier peligro o daño a la formación de niños y jóvenes, con visión crítica de la realidad. Ningún día es bueno para burlarse de una problemática tan seria como ésta.

El Gueto: Es Viernes, Alejandra. ¡Quizás mañana sea el fin del mundo!

Mumm Ra: No entiendo a esta revista. Ahora dicen “Alejandra esto, Alejandra aquello.” Ni que fueran Julio Cortázar!

Carlota Beltrame: Como diría Jorge Luis Borges: “Ya no es mágico el mundo. Te han dejado”.

Marcos Bauzá: ¡Conmovedor!

Sonia Hynes: ¡Malísimo! ¡Se les nota la marca de la gorra! ¡No sabía que El Gueto era de ultra derecha! ¡Qué decepción! Esos chicos que toman los colegios no quieren laburar gratis para los empresarios y CEO´s hijos del capitalismo opresor y la mala leche de los dueños del capital que quieren explotar a los obreros. El pueblo invierte plata para educar a sus habitantes y no para el beneficio de un pequeño puñado de empresarios inescrupulosos.

¡Además, estoy indignada porque el que escribió esto es un pajero que no sabe nada de periodismo!

El Gueto: Ser pajero no tiene nada de malo. ¡No seas prejuiciosa! Todo en su justa medida.

Diego Cardoso: ¡Busquensé un trabajo digno, Guetos!

El Gueto: Estamos haciendo panes rellenos de tomate, albahaca y queso o de cebolla caramelizada con miel y jengibre, con zanahoria rallada y queso cuartirolo. ¡Vamos a ver si nos va mejor así!

Jorge Rosenberg: Los espero a la salida. ¡Avisen nomás!

Marcos Bauzá: ¿Esto no era una revista de humor? No me causa gracia, ni esta nota ni los empresarios de mierda.

Marcos Figueroa: ¡Muy interesante! La verdad me dejás pensando.

Mumm Ra: ¡Antiguos espíritus del mal transformen este cuerpo decadente en Bernardo Neustadt o Domingo Cavallo, el inmoral!